26 Abr, 2021

Taller de Cine y Color: Entre lo simbólico y lo perceptivo.

26 Abr, 2021

Durante los 17 y 18 abril se desarrolló un nuevo curso de la batería de formaciones que TESA impulsa junto a Filming Almería y Diputación Provincial de Almería. Esta vez fue el turno para el color en el cine, un elemento que tiene su repercusión en prácticamente todos los departamentos profesionales de nuestra industria.

Un total de 8h. repartidas en 2 jornadas de 4h. e impartido por la directora de cine Cristina Díez-Madroñero, que estuvo destinado a estudiantes y/o profesionales de cualquier departamento cinematográfico, especialmente dirección, fotografía, arte, vestuario y maquillaje. 

Desde TESA, somos conscientes de la importancia de abordar una formación puramente técnica, pero sin desatender en ningún momento la narrativa de los elementos que los diferentes departamentos poseen para poner de manifiesto la emoción que debería estar intrínseca en toda obra. En este sentido proponemos una formación centrada en el uso del color dirigida al conjunto de la comunidad audiovisual y cinematográfica, especialmente en lo referido a los departamentos de dirección, fotografía, arte, maquillaje y vestuario.

La definición exacta del color, desde un enfoque médico, es “El color es una percepción privada” ​y por tanto: subjetiva. Pero más allá de eso, hay miles de maneras para hacer referencia a esta cualidad de la luz. Desde lo nominativo, con los miles de nombres que se han dado a los diferentes tonos del arco cromático a lo largo de la historia, hasta su forma de expresión física, o su representación matemática en los diferentes sistemas que hoy conocemos: (Munsell, Ostwall, etc) 

El color en el cine y su ausencia, supusieron una revolución desde el inicio. La preocupación por la estética en el cine es tan antigua como el cine mismo, el color se fue introduciendo a medida que se fueron desarrollando los soportes fílmico y los medios técnicos, desde las primeras películas pintadas a mano por Segundo de Chomón, hasta la gran fiebre del etalonaje en la que vivimos hoy en día, el color siempre ha estado de la mano con los realizadores, directores de fotografía y directores de arte, como una de las más grandes herramientas expresivas en este medio, junto a la luz y el sonido.

Es importante que un creador audiovisual sea capaz de mirar el color (o su ausencia) con la perspectiva de dos ángulos, tanto el cultural/simbólico como el perceptual. En el primer caso, porque no podemos obviar que todo lo percibido se encuentra seccionado por la ordenación del lenguaje y la cultura; en el segundo, porque no podemos obviar, que todo lo aprendido sobre la cultura y el lenguaje nos llega por medio del canal estimular y la percepción. En torno a estas cuestiones proponemos tres maneras de abordar el color en una obra de forma teórica: estética, narrativa y perceptual.

Estos bloques, según la formadora, son una clasificación líquida, en un afán de articular una estructura mínima para poder hablar de algo tan abstracto como es color y sus usos cinematográficos. Un film no tiene por qué contener todas las características de un bloque, así como es posible observar en una misma película característica de distintos bloques. Que una película resulte cromáticamente afín a alguna de estas clasificaciones no implica que el realizador o realizadora hayan sido plenamente conscientes del uso perceptual o simbólico del color. Las conclusiones son extraídas del análisis cinematográfico de cada una de ellas.

La formadora dispuso toda este conocimiento del color en un enfoque teórico, entendiendo el color desde la estética, la narrativa y lo perceptual. Así como des de dentro de la creación cinematográfica, con los elementos de los que se disponen para hablar con el color en pantalla: a través del personaje, los objetos y especialmente el vestuario, también con la escenografía, el espacio arquitectónico y el mobiliario, así como la luz y el etalonaje.

Sobre la formadora

Cristina Díez-Madroñero Manzano (Realizadora y Directora de Arte) Su faceta como directora de arte es fruto de la combinación de las dos ramas de su formación académica: las bellas artes y el cine. A pesar de ello su verdadera pasión es la dirección cinematográfica. Actualmente desarrolla ambas profesiones en paralelo, la dirección y la producción de cine al frente de su propia productora, y la dirección artística como freelance. También trabaja como docente impartiendo clases de composición visual y color. Hasta el momento ha escrito y dirigido tres cortometrajes de ficción y un documental. Cuenta con una extensa lista de piezas videográficas que manejan entre el cine experimental, el cine estructural y lo abstracto. Curso el Grado en Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid, Dirección de Cine y Dirección de Fotografía en FX Animation Barcelona 3D & Film, gracias a una Beca Talento.